VIERNES 5 SEPTIEMBRE

Hoy, viernes, he logrado sentarme frente al ordenador, casi restablecida de mi faringitis aguda, pero aguda ¿eh? Nada de tonterías… Lo cual, me ha impedido hablar ¡con todo lo que ello conlleva! ¡Yo sin hablar! 

Esto, me ha impedido empezar a leer en voz alta la novela y la he aparcado hasta mañana o pasado, cuando me reponga totalmente.. 

Lo que sí he hecho, ha sido seguir buscando alterantivas a la autoedición. Sin ir más lejos, pareciera que lo estaba esperando, me llegó un correo de amazon para poder publicar novelas en papel. Dicho correo, me ha disparado las pulsaciones y se me ha abierto el cielo. Pero como todo en la vida, hay que leer atentamente los términos y letras pequeñas, antes de hacer castillos en el aire. Explico las condiciones.

Ellos te facilitan el ISBN o base de datos internacional gratis. Aquí, en España, os recuerdo que el pago está entre 45 o 50€, pero tienen la exclusividad de tu novela al convertirse en tu editor. Como autora, si quiero recibir mi libro, tengo que pagar la producción y el envío, que es lo mismo que tendrá que pagar cualquier persona, por un ejemplar. Incluso, si quiero uno de prueba para saber cómo ha quedado, también lo debo pagar. Cierto es que, tanto crearlo como subirlo, es gratuito, aunque para ello, “mínimo”, tengas que ser licenciado en informática. Si quieres una portada chula, también la tienes que pagar ¡y cuesta un ojo de la cara! Después, está la partida del precio del libro, o lo que es igual a la parte del precio de producción de cada ejemplar. Eso sí, la distribución es gratuita, siempre y cuando sea a través de amazon. Otra cosa es que… Imaginad que tengo la fortuna de conseguir una demanda de 100 ejemplares. Bien, para recibirlos, han de pasar por aduana porque amazon está en EEUU, y eso lleva un coste en impuestos, con lo que ese coste debería añadirlo al del precio del libro. Añadir, también, el tiempo que tardan en enviártelo. Como veis, es un poco lioso. 

También, existe otra editorial que se llama Lulu, pero funciona, más o menos, de igual forma a lo que os acabo de contar. 

Y, por último, navegando en las aguas tranquilas de internet, he llegado a una página donde puedes recibir asesoramiento de una profesional, para saber si debes o no, intentar publicar tu libro y la manera más correcta de hacerlo. Pues bien, sólo tienes que preparar entre 200 y 300 euros. 

Nada más… Lo mire por donde lo mire, si quieres algo, lógicamente, tienes que pagarlo. 

Creo que voy a decidirme por enviar un manuscrito a la editorial que me proporcionó Amparo. Me he resistido hasta el máximo pero, visto lo visto, por intentarlo mientras tanto, no pierdo nada.

Abrazos virtuales y buen fin de semana

Deja un comentario

Compártelo en Twitter

Twitter