Un regalo de alguien muy especial para mí   Desde hacía muchos años, mi abuela Pepa tenía una muñeca de trapo en el día de Reyes y lo que provocaba en ella, siempre, llamaba mi atención. Una sonrisa enorme, la abrazaba y se la quedaba en sus brazos durante todo el tiempo que el resto disfrutábamos … Leer más