Mi querida, Ángela. Te envío esta carta allá donde quiera que estés. Quiero imaginar que estarás con tu sonrisa y esa mirada azul siempre brillante. Hace doce años que nos conocimos. Cuando las sesenta personas que estábamos en la residencia éramos una familia. Tú fuiste una de las primeras en llegar. Con tu chaleco azul … Leer más