Como todas las mañanas, me disponía a leer el periódico mientras desayuno, ya sé que no es una buena idea porque muchas veces se me indigesta ante tal cantidad de barbaridades que leo. Sin embargo, hoy por un momento me he olvidado hasta de las galletas y el café con leche, la noticia me ha sobrecogido y emocionado, tanto, que no he sido capaz de hacer otra cosa más que leerla. No digo sorprendido, porque el inmenso amor de los animales y su inteligencia dejaron de sorprenderme hace mucho. Sé de lo que son capaces, pero aún así, esta historia me ha llegado al alma, bien podría haber titulado a esta entrada, “El Don de los animales 2”.
Espero que os emocione si aún no la habéis leído.

 

150326-FuneralDogs

Leer más