Érase una vez una maestra que tenía un toque de hada madrina de las letras. Llevaba en su varita mágica el entusiasmo y la sensibilidad, para que sus pequeños pudieran aprender a leer y escribir correctamente. Durante el curso, la maestra trataba en cada clase que los niños aprendieran cosas nuevas. Enseñaba nuevas lecciones haciendo … Leer más