SE QUEDA. LA HISTORIA DETRÁS DE ESAS DOS PALABRAS.

–

Voy a desnudar mi alma gatuna. No sé si porque me he sentido terriblemente mal, o porque me siento feliz en este momento.

Lo haré en varios capítulos, voy a contaros como Shiva llegó hasta a mí y por qué.  Aunque hoy os voy a hablar más de algo que a ese alma gatuna y perruna le duele. El maltrato y abandono.

Un abrazo y gracias.

SE QUEDA

Con esta famosa frase hice ayer una referencia en Twitter con la foto de mi querido Shiva. Estoy segura que la mayoría de gente que lo leyó no sabía el trasfondo de ese “se queda”. Era el primer paso para explicar lo que me ha llevado a escribir estas dos palabras. Y esta nueva historia.

Cada día vemos casos de perros, gatos, loros, conejos… abandonados. A veces casos desgarradores que provocan lágrimas de impotencia por no poder hacer nada. Refugios, asociaciones, perreras y protectoras cerradas porque están desbordadas y no pueden atender más casos; creedme que aún así buscan ante un animal en unas condiciones horribles con un esfuerzo extra cualquier lugar para atenderles.

¿Por qué se abandona a un animal que es un ser vivo y siente? Hay muchos motivos, vacaciones, porque se porte mal, porque haya estropeado algo, porque se haya hecho pis o caca en cualquier lugar de la casa, la cama. Hay tantas trastadas que hacen cuando son pequeños. O porque viene un niño humano y el perro o gato sobra. Porque directamente hay personas que tienen animales y no deberían porque en lugar de corazón y sentimientos, solo tienen maldad. ¡Ojo, muchos de los que maltratan y hacen barbaridades son niños! Quizás usted está leyendo esto y no imagina que su hijo y sus amigos se lo pasan grande maltratando animales por falta de educación. Y ahí tenemos futuros maltratadores quizá no solo de animales.

Hay perros que son tan activos y con dos paseos no tienen suficiente, el humano llega cansado a casa y es toda una molestia bajarlo a la calle. Llueve, hace frío, hace calor. Estás tan agotado que no te puedes levantar para el paseo de fin de semana porque el perro está acostumbrado a ciertos horarios.

Hay gatos que son ariscos, que no les gustan los mimos, o quizá son demasiado activos, ¡lo que juegan por la noche! Es increíble. Sin embargo, hay otros que son tan cariñosos que se pasan todo el rato sobre ti reclamando mimos, pero a veces lo hacen cuando tú no puedes dárselos y molestan.

¿Y qué hago con él en vacaciones? O ¡por qué les hice caso a los niños y los Reyes trajeron ese bebé gatito o perrito tan mono! Es que a mi novio/a no le gustan los animales y tengo que dejarlo. Es que mi hija tiene alergia y claro, no voy a medicar a mi hija, prefiero que se vaya el gato. Así una lista interminable de excusas para abandonarlos.

Hay gente que abandona a los animales sin remordimiento, a veces sin darles oportunidades porque son tan solo bebés. En el tiempo de camadas puedes encontrar desde el contenedor de la basura, hasta en una caja junto al contenedor, en la acequia, si tienen suerte de ser vistos o a veces poder escuchar sus lamentos, vivirán si todo va bien, pensad el efecto contrario cómo acaban. Cuando quieres tener un animal estás en la obligación de pensar muy bien en todos los pros y los contras. Valorarlos y tenerlos en cuenta porque tu irresponsabilidad no puede pagarla un animal que no te pidió estar en tu vida. ¿O sí? De esto va este escrito. Me encantaría remover alguna conciencia, porque creo firmemente que los animales son maestros que nos enseñan y eligen, es cierto que quizá algunos de ellos tienen que pasar por una vivencia extrema que no merece, pero si lo hace y es capaz de mostrarle al humano lo miserable que es, y que no haga daño a otro, creo que ellos mismos que son todo bondad lo darían por bueno. Y firmemente creo que lo peor que ha hecho esta vida es que vivan tan pocos años. Aunque estoy convencida de que cuando uno de nuestros compañeros de vida se va, lo hace para que podamos darle el mismo hogar, el mismo amor y la misma vida a otro que lo necesita.

Tú irresponsabilidad como ser humano que se supone que piensa y tiene corazón, no solo la paga el animal, también la gente que trabaja en cualquier ámbito de ayuda a ellos. Y lo pagan muchas veces con su propia salud por la dureza que ven y a la que se enfrentan. Personas que tienen una vida, un trabajo, y después son todo corazón con los animales abandonados. Comprometidos con ellos por salvarlos y encontrarles una vida mejor de la que seguramente tuvieron. Personas como tú y como yo que no ven su gran labor desinteresada reconocida porque este país en el que aún existe la tortura a los toros o a otros animales en las fiestas veraniegas que causan vergüenza propia y ajena, es el país en el que más abandonos de animales se produce, y no dudo del que mayor maltrato sufren, y ya sabéis la frase mítica de Gandhi.

También es cierto que están las personas que los aman o han convivido con ellos pero llegan a un punto en el que no pueden tenerlos por otras razones porque son mayores y entran en las residencias, a los directivos de las residencias les importa poco separar a un mayor de su animal con todo el dolor que significa para ellos. Este tema estaría bien hablarlo, lo intentaré hacer más adelante. Hay infinitas razones por trabajo, por viaje que le surge para cambiar de destino y no lo tenía planeado en su vida, porque tiene que irse a un piso de alquiler y no dejan tener animales. Por ser una mujer maltratada y no puede llevarse a su compañero o compañera fiel a casas de acogidas (aunque algunas están cambiando) La vida se encarga de destrozar todos tus planes para mostrarte que debes vivir intensamente al día. Pero este grupo de personas que aman realmente a sus animales en lugar de abandonarlos, les buscan incansablemente un buen hogar y lloran lágrimas de desesperación por tener que separarse.

Si algo tengo claro y no me queda la más mínima duda después de todo lo que he escrito, he visto en carne propia y ajena, es que, no nos merecemos a esos ángeles que tenemos a nuestro lado.

Y ahora es cuando os hablo de ese SE QUEDA. Hasta hace una semana le estaba buscando otro hogar a Shiva con todo mi dolor y mis lágrimas. Un hogar temporal, pero que me dolía igual que si me lo arrebataran para siempre.

Continuará…

Deja un comentario

Compártelo en Twitter

Twitter