PROYECTOS PARA ESTE AÑO

¡Hola a tod@s!

Espero que los Reyes se hayan portado bien con tod@s, conmigo han sido fantásticos. ¡Y por primera vez sin carbón! Pero creo que ha sido más un olvido que porque me haya portado bien.

Año nuevo y nuevos proyectos para el blog. Pero también proyectos de novela. Y como ya sabéis me gusta compartir los entresijos de todo aquello que escribo, desde como nacen las historias hasta como las voy desarrollando. Ya lo sabéis.

Empezando por el blog, tengo dos historias en mente que pueden ser interesantes para colgar por capítulos. Si bien es verdad, que aun ando liada con la promoción del cuento, quiero tratar de buscar un tiempo para empezar a escribir una nueva historia. Para seguir dando vida al rincón de las palabras, vuestro rincón.

Aunque no entraba en mis planes para este año escribir una novela, me ocurrió algo el fin de semana que libré que me empujó de bruces a crear en mi mente ese nuevo e inédito trabajo. Es bien cierto que cada vez que libro, debe ser por acumulación de nervios en el trabajo, tengo entre un dolor de cabeza soportable y una jaqueca insoportable, ese fin de semana en concreto fue la segunda opción. Y de esa jaqueca me surgió una nueva idea sin esperarla ni buscarla. Recuerdo que me eché en el sofá con un pañuelo mojado sobre la frente, cerré los ojos y me entregué a ese espacio atemporal, que quienes tienen la desagradable coincidencia de compartir las jaquecas, me entenderán perfectamente. Es ese espacio donde estás despierta pero lejos del mundo que te rodea, y donde lo único que tratas es de pensar ya duele menos. Justo en ese espacio se coló en mis oídos un reportaje que estaban haciendo en la TV que tenía conectada casi sin voz, la poca voz que me llegaba captó por un momento mi atención, son esas voces que te atrapan por su modulación y tono, hablaba de dos mujeres que fueron clave en la historia de Jesús de Nazaret, María, madre de Jesús y Elisabet, madre de Juan el Bautista. Ahí me dormí. Días después llegó a mí una historia de una manera insistente. Nada más os daré una pista para aquell@s que quieran investigar, es un nombre: ASHERAH.

Nunca he escrito nada de historia antigua, mucho menos nada que tenga que ver con lo divino, pero ese nombre me ha martilleado una y otra vez la cabeza, debe de ser que necesita un lugar donde se hable de ella y aunque no sé siquiera si seré capaz de afrontar un relato de esta magnitud, ¡lo voy a intentar! Ya veremos que sale de ahí. De momento estoy estudiando “historia”.

Y como proyecto más ilusionante está publicar “Compañera Cándida” voy a dar unos meses a la editorial que me solicitó el trabajo para ver si deciden algo, si no, la publicaré de igual modo que he publicado el cuento. Ya que veo que el libro tiene más adeptos, entre l@s que me encuentro yo, que el libro electrónico.

Todo esto combinado con pequeños relatos de emociones que siento, historias de animales, historias irónicas de cosas que me pasan y, como no, historias del otro lado. Como os dije, este año pasado en cuanto a lo que se refiere del blog ha sido fantástico, espero que este nuevo que entra sea como mínimo igual que el pasado pero si puede ser, ¡superarlo!

En nada me pongo a trabajar con las historias que tengo en mente para el blog.

0 comentarios en «PROYECTOS PARA ESTE AÑO»

  1. Hola Luz, ante todo feliz año. Me encanta ver que lo empiezas llena de ilusiones y proyectos, como debe de ser. No tengas miedo a la historia, a mi me encanta y es una continua fuente de inspiración, con la ventaja de que un hecho lo puedes trasladar y novelar en cualquier época. Pero aunque no recurras a la historia, tu sensibilidad, tu amistad, tu ansia por querer y que te quieran serán sin dudad una continua fuente de inspiración para nuevos relatos que nos harán felices, nos harán meditar y seguro que nos ayudaras a ser mejores. Así Luz, fuera jaquecas, abre bien los ojos y la mente y…………… esperamos tus relatos!!!!!

    Responder
    • ¡Manuel, una alegría enorme encontrate por aquí! Te confieso que en mis años de estudiante, Historia, era la asignatura que menos me costaba de estudiar porque la recreaba en mi cabeza. Y estoy disfrutando con este estudio de una historia tan oculta y tan prohibida. Gracias por tu apoyo, siempre, que sabes es muy importante para mí. ¡A ver que sale!
      Un abrazo enorme.

      Responder

Deja un comentario

Compártelo en Twitter

Twitter