PLAN DE CHOQUE CONTRA EL INSOMNIO

¦ DIARIO PARA ANOTAR HORAS DE SUEÑO. EN LA CAMA DE 2:00 A 7:00

TERAPIA DE CHOQUE INSOMNIO

Después de un año y dos meses de baja recibiendo tratamiento de la psiquiatra que me toca en cuestión, sin haber conseguido que alguna de esas maravillosas patillas repleta de química me hubiera hecho efecto, por fin, he conseguido llegar al destino de la Unidad del Sueño.

Lo primero que tuve que hacer fue una encuesta. Una batería de preguntas sobre el sueño, el insomnio y mi salud física de este momento. Lo bueno de esta unidad es que son conscientes que la mental la tienes destrozada.

Ante el pasotismo de la psiquiatra, prefiero evitar dar mi opinión ni siquiera de su trato como doctora, por educación. La neuróloga que me trata me dijo esto:

insomnio recurrente y persistente debido a un problema grave con la atención o alerta por lo que mi mente está conectada las 24 h del día. ¡Gracias a mi puesto de trabajo! Infinitamente agradecida.

¡Vamos mi mente es como una farmacia de 24h! Igualito.

Esto es un problema serio que nada más se puede atajar con un plan de choque. La medicación no llega a ese estado de la mente. Me preguntó si estaba preparada, yo muy ufana le dije SI. Pues ahora, querida, a tirar pa’lante.

He pensado compartir mi diario, más que nada por dos motivos.

1_ Por si puede servir a alguien que esté tan desesperado como lo estoy yo con mi psiquiatra y pueda optar a otra posibilidad médica. Siempre yendo a la unidad del sueño aunque tengas que buscarte la vida o que alguien se apiade de ti.

2_ Para los que empiezan a tener problemas con el sueño para que no seáis tan mendrugos como yo antepongáis el trabajo a la salud (no merece la pena) y vayáis al médico a pedir ayuda a tiempo.

PLAN DE CHOQUE. (desde luego de choque es)

Tras hacer un estudio de mi sueño mediante un diario. Sumando horas y días, el resultado es que vengo durmiendo entre dos – tres horas y media en sueño por fases. Por lo tanto, trabajo intensivo durante una semana.

¡¡¡OJO AQUÍ EMPIEZA EL SARAO!!!

Debo acostarme a las 2:00 de la mañana y levantarme a las 7:00 Con una consigna que más que eso parece algo hecho a mala leche.

Si estoy un rato en la cama y no me duermo, me percato que mi cabeza empieza a pensar (soy escritora con lo cual siempre piensa) debo levantarme de la cama, pasear, leer o hacer meditación. Y volverme a acostar, así sucesivamente tantas veces me despierte. Ni os cuento el trasiego por esa habitación que llevamos mi gato y yo.

Hay que seguir unas normas.

1_ Nada de ordenador, Tablet o Móvil a partir de las 00:00 (como cenicienta, sí solo que a mí no viene princesa alguna a rescatarme)

2_ Olvidarse de despertadores o relojes a los que poder acceder en caso de que estos ojazos que la vida me ha dao se abran. ¡A joderse sin saber la hora! Esto crea ansiedad al ver, claro está, que has dormido diez míseros minutos. ¡Eso jode y mucho! ¡No sabéis cuanto! Sobre todo después de un año tragando química para remediarlo y no haberlo conseguido.

3_¡Qué no duermes! Pues hala bonita, te pones en pie a pasear como si fueras un fantasma, o a leer. Pero mis ojos a esas horas ya no pueden leer. Así que opción fantasma y fantasmín (por el gato, claro) a caminar o mirar por la ventana. Que no tiene gracia porque a esas horas no va por ahí ni el tato.

4_ De 00:00 a 01:00 sentada JAMÁS acostada en la cama. Una hora de lectura.

5_ De 01:00 a 02:00 sentada JAMÁS acostada en la cama. Meditación. Ejercicios de relajación. O más lectura.

Y aquí es donde viene lo bueno. A la hora marcada a la cama.

6_A las 7:00 en pie. ¿Has dormido? Enhorabuena ¿No? Pues ya sabes lo que toca. Arrastrarte durante 19 horas que tengo libres porque tengo prohibido acostarme a lo largo del día. Aguantar como una jabata en pie o sentada.

7_ Nada de siestas. Yo no las hacía pero es cierto que al menos me estiraba un rato en la cama para descansar los ojos, el cuerpo y la mente ¿de qué diréis? De no dormir, es agotador.

Pues con estos primeros siete pasos, ayer tarde empecé mi terapia. Y eso es lo que os voy a ir contado día a día. Voy a tratar de poner algo de humor a la situación porque como diría mi abuela ¡ya está bastante fotuda (jodida) la cosa como para dramatizar más! Ya sabéis… esos dichos que dicen las abuelas.

No sé si esto os interesa, pero al menos lo voy a dejar escrito por dos motivos.

1_ Por si estiro la pata que quede constancia de que lo he intentado

2_Por si consigo dormir que quede constancia de que lo he superado.

Estas técnicas solo se pueden llevar a cabo bajo supervisión médica, no os las recomiendo son muy hijas de puta. Sí, lo siento, otra de las cosas que afecta el insomnio es en la mala uva, ¡vamos la mala hostia de toda la vida! ¡Y no sabéis cuánto!

¿Preparadas, preparados?

A la faena.

0 comentarios en «PLAN DE CHOQUE CONTRA EL INSOMNIO»

  1. Ánimo Luz!! Por supuesto que estás preparada y además no te queda otra. Me parece muy buena idea que nos vayas contando tu experiencia y que le pongas ese humor tuyo tan característico.
    Estoy segura que este diario va a ayudar a mucha gente.
    Ya sabes que aquí estoy para lo que necesites.
    Un beso amiga.

    Responder
    • Muchas gracias, amiga. Lo sé y te agradezco la ayuda que me has dado este tiempo atrás. Espero que logre transmitir esta experiencia y pueda mostrar un camino porque esto es una pesadilla, con esa intención lo hago. Alucino que el insomnio no este catalogado como enfermedad, porque te imposibilita totalmente de poder vivir con un mínimo de posibilidades para afrotar los días.

      Responder
  2. ¡Ánimo Luz! Muy buena idea lo de compartir tu terapia de choque, seguro que ayuda. Ojalá encuentres descanso pronto. Eres una luchadora, lo conseguirás. No desfallezcas.
    Un abrazo muy fuerte.

    Responder
    • ¡Elena no sabes la alegría que me da encontrarte aquí! ¡Antes que nada un abrazo enorme para ti y Paquita! ¡Y qué ganas de verte y darnos un abrazote!
      Gracias por los ánimos, espero que después de esta pesadilla que estoy viviendo todo pase en estos meses y nos podamos reír.
      Un abrazo

      Responder

Deja un comentario

Compártelo en Twitter

Twitter