PESADILLA EN CREATESPACE

Sí… puede sonar al título de una película de miedo, pero más que una peli de terror es mi realidad terrorífica para crear mi cuento. He estado durante tres o cuatro días leyendo todo lo que he encontrado referente a esta oportunidad de poder imprimir tus libros en papel como lo haría una editorial. Es el nuevo boom, la impresión bajo demanda, se le llama. Que me parece maravilloso y estupendo poder llegar a tener tu libro en formato papel, ¡un sueño hecho realidad! (no el título de mi cuento), pero claro, ¡ponte a seguir todos los pasos que te dicen en Createspace!

Tanto es así, que tan solo he sido capaz de buscar el tamaño del libro, me pasé un buen rato con un metro midiendo libros de casa para avanzar en cómo iba a ser el tamaño del cuento. Cada vez que decidía una medida, iba a ver lo que me ofrecía la plantilla de Createspace ¡y no cuadraba! Y yo pensando ¡madre del Amor Hermoso! (que dirían mis monjas) si aún no me he puesto a trabajar el resto de pasos que encima vienen todos en inglés, y no hay manera de cuadrar este.

Os juro que tenía pesadillas de cómo hacer el libro, no me veía capaz de afrontarlo. Y de hecho, podría decirse que soy la capitana de las gallinas, pero… Era o pedir socorro o no publicarlo nunca. Busqué ayuda allende los mares y, como siempre, mi buena y gran amiga Sam se dispuso a solucionar mi problema. ¡Mirar cómo será que hasta a ella que está acostumbrada a manejar estos programas y habla inglés, está medio loca con los pasos a realizar! Y aunque no me lo diga debe haberse acordado de mi santa madre en más de una ocasión.

Creo que ha quedado tan saturada de mí que hoy me ha enviado un artículo muy bueno que os paso por si queréis saber qué otros pasos podemos hacer sin darnos golpes contra la pared de Createspace, como ha sido mi caso o agobiar a amig@s que nos echen un cable, bueno, más bien todo el rollo del cable.

La buena noticia es que ya va quedando menos, ahora todo su trabajo irá hasta la central de amazon que imprimirá mi ejemplar y me lo enviara a casa. Ese es el futuro dicen. No imprimir cien o doscientos aquellos que no nos es posible hacer un desembolso tan grande, si no, que quien quiera tu libro lo pide y se le imprime en el momento.

Ahora, por mi parte lo que tengo que hacer es enviar un formulario a EEUU para que me retengan de las ventas solo el 5%, porque si no lo hago me retienen el 30%. Eso sí, lo que pasa es que tardan algo así como un mes en hacerlo. Hasta ese momento, en EEUU y México si vendo algo me retendrán ese tanto por cien para mí un tanto elevado.

Lo que sí voy a tratar de hacer es una entrada en el blog para deciros los pasos que hay que hacer para comprarlo, espero que no sea tan complicado como descargar el ebook, que para aquellos que quieran el libro electrónico también lo van a tener.

¡Las pulsaciones se aceleran! ¡Ya no hay marcha atrás!

La autoedición se hace un hueco en el mercado editorial
Qué pasos dar si quiero publicar un libro
Chema García e Iván Parrilla, fundadores (junto a Enrique Parrilla) de Punto Rojo Libros, en la sede de su empresa en Sevilla.

La autoedición asistida ofrece apoyo técnico a los autores noveles
Las editoriales clásicas ‘bucean’ entre los libros autoeditados en busca de los futuros best-sellers

TERESA LÓPEZ PAVÓN
• Sevilla
• @tlpavon

Si eres un autor consagrado y de éxito, seguramente tendrás un agente literario y también un contrato de exclusividad con una editorial a la que has cedido tus derechos. Te darán un buen adelanto económico mientras escribes tu próximo libro y, una vez el texto salga de la imprenta, esa misma editorial pondrá toda su estructura al servicio de su promoción, su distribución y su venta. Pero, en esa situación, sólo se encuentra un puñado de escogidos.

Si, por contra, eres un auténtico desconocido, tienes dos opciones: o probar con los cauces clásicos, mandando tu obra a una editorial y confiar en llamar la atención de los asesores editoriales que realizan la primera criba. La primera respuesta puede tardar en llegar dos años, sobre todo, si has apostado por un sello de los grandes. Si la respuesta es positiva, tu libro podría salir al mercado un año y medio después. Pero, de nuevo, eso sólo está al alcance de un puñado de privilegiados.

Lo más probable, sin embargo, es que recibas un ‘no’ por respuesta o incluso que no recibas ningún tipo de respuesta. Para todos los escritores que se encuentran en ese grupo la autoedición es la única alternativa para que su obra sea publicada. Y, aunque se trata de una opción que ha existido siempre, desde hace poco tiempo para acá, la oferta se ha sofisticado para ofrecer alternativas a las necesidades de los autores que carecen de los conocimientos tecnológicos y las herramientas que requiere todo el proceso en la era de Internet: se trata de la autoedición asistida, que pone en contacto a cualquier tipo de escritor con sus potenciales lectores.

¿Cómo acceder a la autoedición asistida?

Hay diversas plataformas que se dedican a editar manuscritos. Desde hace cuatro años, la editorial sevillana Punto Rojo Libros se ha hecho un hueco en un mercado que todavía es incipiente. Sus números hablan por sí solos. Por ejemplo, tienen ya 1.500 títulos en el mercado. Y una docena de esos títulos han superado las cinco mil copias vendidas, lo cual es todo un hito para autores noveles, explica Chema García, responsable de la plataforma Lantia Publishing, propietaria de Punto Rojo Libros.

¿Sólo para autores sin ambiciones?

La autoedición no es una salida sólo para autores rechazados o sin más ambición que la de darse un capricho viendo su obra impresa. Puede ser también la manera de hacerse visible y convertir un libro en objeto de interés para las editoriales clásicas. De hecho, muchas de esas editoriales ‘bucean’ en el catálogo de los títulos autoeditados en busca de su próximo éxito editorial. Detrás, por ejemplo, del súperventas’Cincuenta sombras de Grey’, hubo una autora que decidió autoeditar su libro en EEUU. Y cuando la novela erótica comenzó a trascender de los pequeños círculos, la multinacional Penguin Random House (PRH) se fijó en ella. Fue entonces cuando la lanzó con todo su arsenal y la convirtió en el best seller que es hoy.

De hecho, esa misma editorial ha puesto en marcha una unidad de negocio para la autoedición asistida, con el doble objetivo, en primer lugar, de dar salida a las necesidades de miles de pequeños autores desconocidos y, por otro, de tener un catálogo de títulos propios en el que encontrar potenciales éxitos editoriales. Se trata de la plataforma megustaescribirlibros.com. Su responsable en España, Mireia Sainz, explica que en apenas un año de vida son ya 100 títulos los publicados por esta vía.

“Para PRH, ambos modelos de negocio han de estar conectados. Por tanto, el autor que autoedita su libro con nuestra plataforma sabe, por un lado, que cuenta con todos los servicios editoriales de que dispone PRH (edición, maquetación, diseño…). Igualmente, se sirven de los mismos canales de distribución que cualquiera de las obras de nuestros sellos clásicos (Grijalbo, Alfaguara…). Y, por último, tenemos lo que denominamos un ‘Programa de reconocimiento’, una especie de plan ‘cazatalentos’ para descubrir títulos con posibilidades de éxito”. “Desde que empezamos a funcionar en noviembre de 2014, cuatro de los libros autoeditados han recibido ya el sello del ‘programa de reconocimiento’. Y ya hay otros, que han accedido al top ten de las listas de ventas de Amazon (uno de los termómetros del sector), y están actualmente en estudio por parte de nuestros lectores profesionales”.

¿Cuánto cuesta autoeditarse un libro?

Puedes sacar tu libro a la calle a partir de 300 euros. El coste se irá incrementando a medida que accedas a un catálogo más amplio de servicios por parte de la plataforma de autoedición elegida por el autor.

El periodista Daniel Pinilla es uno de los autores que ha optado por la autoedición asistida. El escritor calcula que sacar su último libro -unas 400 páginas- le ha podido salir por entre 1.000 y 1.500 euros, incluyendo ahí los servicios de corrección, maquetación, diseño de la portada o distribución. “Según mis cálculos, si consigues vender unas 200 copias, has cubierto los gastos de la edición”. Pinilla ha publicado recientemente ‘Operación Malinche’ , una crónica periodística de su último viaje por América Central. Se trata del segundo título que saca con el sello Samarcanda, de la plataforma Lantia, a la que también pertenece Punto Rojo Libros.

Megustaescribirlibros.com tiene paquetes de servicio para los autores que van desde los 299 euros (el paquete básico) hasta los 4.000 euros, en el que se incluirían todos sus servicios editoriales. Los autores que opten por el paquete básico recibirán 4 ejemplares. Los que elijan el servicio completo recibirán 61 ejemplares. El autor también puede componer su propio ‘paquete’ eligiendo qué servicios quiere contratar y cuáles no.

Una vez impreso, ¿cómo se venderá mi libro?

Los libros autoeditados se imprimen a demanda. Es decir, la principal ventaja de la autoedición es que no genera gastos de almacenamiento, stock o devoluciones. La plataforma con la que has editado tu libro lo incluirá en todos sus catálogos y publicará ejemplares a medida que reciba encargos. La impresión a demanda no tiene tiradas mínimas, de manera que los libros se imprimen uno a uno.

El autor suele utilizar sus contactos para ‘vender’ los primeros ejemplares entre familiares o conocidos, ya sea las unidades que ha recibido ‘como cortesía’ o las que pueda adquirir por su cuenta, generalmente a precio de imprenta.

Pero, si el título trasciende de esos primeros círculos personales del autor, cualquier interesado podrá encontrarlo en los catálogos virtuales de las librerías o las grandes cadenas de distribución como Amazon. Por supuesto, los títulos también pueden adquirirse en formato digital. Los márgenes de beneficio para el autor, en el caso de megustaescribirlibros.com, se sitúan en el 50 por ciento de los beneficios netos de venta.

¿Cuántos libros se autoeditan en España?

La autoedición ha ido creciendo en los últimos años de manera continua. Pero no es fácil conocer el volumen real de títulos publicados. Es una de las quejas del sector, que demanda instrumentos eficaces para medir el volumen de negocio. Si se analizan los datos de la Agencia ISBN, se observa que el número de títulos auto editados en España creció hasta los casi 21.000 ejemplares en el año 2012, pero registra una caída drástica en el 2013. “En realidad, lo que ha ocurrido es que hasta 2012 obtener un ISBN (el código que constituye el DNI del libro) era gratuito. A partir de 2013, ya cuesta dinero (en torno a los 50 euros). Sencillamente, muchos libros de autoedición se sacan al mercado sin ISBN, porque no es obligatorio”, explica Mireia Sainz.
Además, entre los servicios de autoedición que ofrecen las editoriales está también la compra de un ISBN. La agencia incluye esos libros en sus estadísticas como ‘ISBN comprados por editoriales’ y no como ‘ISBN vinculados a la autoedición’.

I Congreso de Autoedición

La ciudad de Sevilla ha acogido el pasado mes de septiembre el I Congreso de la Autoedición en España, donde se ha dejado constancia de la falta medidores fiables de este nuevo y creciente mercado editorial. Enrique Parrilla es responsable de Pentian, una plataforma de micromecenazgo para la autoedición, y uno de los participantes en este encuentro sectorial: “Gracias a nuestra tecnología, si alguien en Australia pide un libro editado en España, se imprime un ejemplar y se le manda a Australia”.

“Cada día en Amazon España, entre los libros electrónicos más vendidos, hay 40 autores independientes, por lo que pienso que nunca ha habido un mejor momento para ser autor”, ha asegurado también Alessandro Giuffrè, responsable en España de Amazon, la principal plataforma de distribución del mundo, en una de las sesiones del congreso, en las que también han participado representantes de Google o Ingram Content Group. “Aún no sabemos si la ‘autoedición’ es sólo una moda o, por contra, se va a consolidar dentro de la industria, pero estamos viendo que grandes grupos editoriales están montando sus propias empresas de autoedición, aunque parezca una contradicción. Ésta es la primera prueba de que esto va en serio, por lo que podemos sacar como conclusión que la autopublicación ha venido para quedarse”.

Fuente: elmundo.es. sevilla

Deja un comentario

Compártelo en Twitter

Twitter