ME TOMO UN RESPIRO

Buenos días a mi gente.

Como veis hace mucho que no me paso por aquí para deciros algo, aunque sea un saludo. Sabéis que me gusta explicaros todo lo que vivo referente a mis novelas, mis trabajos o las promociones. Os he hablado de Compañera Cándida mi último trabajo publicado, pero poco más. Sé que algunas de las personas que me conocéis, sabéis que si no escribo es porque hay algo que no funciona, y no os equivocáis.

Os he hablado de mi “Fase de estado agónico”, y el “maldito estado de alerta”. Bueno pues debo reconocer que me está creando un problema de salud mayor del que podía imaginar, sigo sin dormir más de dos o tres horas, incluso hay días que ni siquiera eso. A pesar de la medicación no hay manera de que encuentren el remedio para este insomnio rebelde.

Como consecuencia de este estado de ánimo y un cansancio mental infinito me crea un problema a la hora de crear alguna historia. Esto de no tener qué ofrecer me crea un poco de ansiedad, es por esa razón por la que me he animado a escribir esta carta. No tengo fuerzas para que llegue a mi cabeza una historia nueva, ni tampoco tengo ánimo para ello. Todo lo más que puedo hacer y me gustaría seguir haciendo, es contaros historias de mujeres importantes a lo largo de nuestra propia historia. Sin embargo, quienes me conocéis sabéis que mido mi estado de salud por lo que escribo, es decir, estoy bastante afectada por no decir “jodida” si se me permite la expresión. Por eso no quiero agobiarme más por este tema, y os digo que me voy a tomar un tiempo para tratar de olvidarme de crear, e intentar encontrar algo que me motive y me haga salir de esta encrucijada en la que me encuentro.

Doy las gracias a todas las personas que me estáis dando ánimos y apoyando en estos momentos en que me he quedado sin energía, supongo que es la factura que debo pagar ante la falta de descanso. También sé que aquí tenéis historias para leer y que quizá si mi ánimo me lo permite iré volviendo a colgar algunas que fueron escritas al comienzo de mi camino en este blog.

Creo que no debí hacer caso a mis médicos, porque es cierto que he publicado mi novela con mucha ilusión pero la falta de fuerza y de poder moverme para darla a conocer, también me crea a la vez una desilusión importante. Pero ya está hecho y si no es ahora, lo pospongo para más adelante poder llevar a Cándida para que sea conocida por más personas.

Gracias a quienes la habéis leído y me habéis hecho llegar vuestra opinión, me alegra saber que esta historia ha creado emoción, tensión y un pequeño pellizco en el corazón. Allá donde esté Dida seguro está feliz y ¡me alegro!

Espero volver a encontrar las fuerzas para poder escribir nuevas historia.

Un abrazo y mil besos

Luz

3 comentarios en «ME TOMO UN RESPIRO»

  1. Si los hay no puedes dejar de escribir pues es lo que más te gusta y tienes que afrontar por ti misma este año no muy fácil, tienes que poner de tu parte y seguir adelante y escribir
    por tu bien, hazlo por tu familia y por ti misma😗😗👱👄👄

    Responder
  2. Respira Luz, respira hondo y ya verás como un día te levantas con una historia cociéndose en tu cabeza. Aquí estaremos cuando vuelvas, porque volverás. Vaya si volverás!!
    Un beso muy fuerte

    Responder
  3. Luz, nos das alegría con tus historias, eres capaz de sentarte a escribir y asumes esa responsabilidad a pesar de tus problemas de salud. Descansa, pasea, rie, llora… ya nos encontraremos en una nueva aventura. Por ahora nos dejas tus historias que leer o releer.
    Abrazo.

    Responder

Deja un comentario

Compártelo en Twitter

Twitter