MARTES 2 SEPTIEMBRE

Hoy, he decidido trabajar desde casa; tengo correos importantes que enviar. 

Lo primero, es elaborar el proyecto que me piden en la “aecc”; tengo que resumir, en ocho líneas, qué les solicito y qué les ofrezco. He estado dándole vueltas al tema y he elaborado varios borradores diferentes. Me ha llevado su tiempo, más que nada, porque quiero que la idea que les transmita sea clara y directa. ¿Y cuál es? Básicamente, son dos: ayudar a las mujeres y sus familias, a pasar el trance de un cáncer de pecho, o cualquier otro tipo de cáncer. Y darme a conocer como escritora. Además, como ya dije en su momento y está remarcado aquí, con las ganancias de las descargas poder ayudar a la Fundación Aspanion. 

Una vez escrito y, segura de lo que había plasmado en el papel, lo he enviado. Ahora a esperar.

Después, con la ayuda de Amparo, he visitado las dos editoriales de las que me informó. Una, ya no acepta más manuscritos porque están desbordados. Y la otra los acepta, pero no los devuelve. Esto es muy común; lo destruyen. Aunque, en esta ocasión, también te ofrecen la variante de poder enviarlo por correo electrónico y te ahorras un dinero en fotocopias y correos.

También he estado echando un vistazo a la editorial de la Universidad, pero ha quedado rechazada de inmediato. Tan solo publican investigaciones del personal docente y bibliografía de apoyo a la docencia. Bueno, había que intentar averiguar cosas.

Me falta poder localizar la librería virtual de la que os hablé ayer, no me contestan. 

Hoy, tengo una cita con otra Amparo (para los que entráis de fuera de España, es un nombre muy habitual en mi ciudad y provincia), ella me ayudará en la distribución de los folletos, en el Hospital Universitario la Fe (no diré que fui yo quien escribió el alegato je je), para ver si logramos colocar alguno. Como anécdota, os contaré que hace dos noches, tal y como os dije, preparé un total de 200 folletos, con vista a las visitas de ayer. Total, para dejar seis… ¡De risa! Miraré el lado positivo. Ya no tengo que doblar más hasta que entregue estos. Trabajo adelantado.

También, esta tarde, he estado repasando el siguiente relato corto, del que podréis disfrutar pronto. Aunque al principio tenía ciertas dudas, creo que va a ser el siguiente, sí. Hay que ironizar con el tema de la muerte, dejando a un lado que sea un tema tabú e incorporarlo a nuestra vida como un hecho más. Al menos, a mí, es lo que me enseñó Pepa. 

Nada más… La verdad que, a pesar de estar de vacaciones, estoy agotada ¿eh? Encima, he tenido que coger una buena faringitis. ¡Si es que…al final…va a ser verdad, que no podemos dejar de trabajar! 

Abrazos virtuales. Gracias por vuestros consejos y ayuda

Deja un comentario

Compártelo en Twitter

Twitter