MAÑANA MÁGICA CON MARISA Y COMPAÑERA CÁNDIDA

Hoy gracias a Marisa ha sido un día especial.

Pero antes de llegar hasta el tema principal de este post, quiero hablaros de Compañera Cándida. Como ya os mencioné ha sido un trayecto muy largo, 12 años escrita y esperando su oportunidad. Pero tenía muchas ganas de poder publicarla, es una novela a la que le tengo especial cariño. En diciembre, estaba todo preparado para la publicación, quería que fuera en una fecha especial como lo fue “Un sueño hecho realidad”. Sin embargo, mi estado anímico de entonces no era el mejor y mis fuerzas escaseaban. Para llevar a cabo todo lo referente a una puesta de largo de una novela autopublicada, depende todo de ti, de lo que te muevas, de buscarte la vida, como se dice, y necesitas estar fuerte para enfrentarte a las negativas que por ser una autora desconocida te vas encontrando, el camino no es fácil, pero merece la pena recorrerlo.

La novela está a la venta por la insistencia de mi propia médica. Al comentarle que esto era lo que me gustaba pero lo tenía paralizado porque no me veía con fuerzas para afrontarlo, me puso deberes “sacar la novela para implicarme en algo que me gusta y me pueda reportar beneficio a mi problema de salud”. Lo hice no muy convencida, la verdad, más que nada porque a mi vuelta a su consulta tengo que contarle qué tal ha ido y como sé que me va a preguntar, no quería fallarle.

Como siempre digo, me siento muy afortunada ¡mucho! Tengo a mi alrededor gente maravillosa que ha demostrado quererme y su fiel apoyo para ayudarme dos sentimientos que ante la soledad del escritor se agradece que te transmitan. A veces, como hoy, me siento desbordada.

La verdad que pocos saben de la publicación, nada más el círculo más íntimo. A los pocos días de anunciarles mi noticia empezaron a llegarme fotografías con la compra del libro, la emoción es inmensa y todo el trabajo que lleva llegar a la meta lo das por bueno. He tenido ocasión de poder entregar en mano un par de libros, hasta hoy, la emoción en el rostro de las personas que me la compraron no puedo describirla, me doy cuenta que en ese instante compartimos una misma ilusión por la literatura ¡y qué hay mejor que amarla y compartirla!

Una de las personas a las que le entregué mi novela fue a Marisa, los que seguís el blog sabéis que Marisa es la mujer con el corazón más grande que conozco, su labor ayudando a la Protectora Modepran es maravillosa. En cuanto se lo entregué me dijo que teníamos que organizar algo y como la gente se va de vacaciones, casi ni me dio tiempo a pensarlo. Decidimos que hoy sábado era un buen día en un gran barrio como el de Patraix.

No tengo palabras suficientes para agradecerle lo que me ha cuidado, lo pendiente que ha estado de mí, me ha preparado un rinconcito para poder estar sentada ya que no puedo estar mucho tiempo de pie. Siempre digo que en la vida te encuentras con personas que son ángeles, y la gente que conoce a Marisa estará de acuerdo conmigo, es un ángel que te hace la vida muy fácil, que te ayuda sin pedir nada a cambio, que eso en los tiempos que corren es complicadísimo, está siempre que la necesitas y su sonrisa siempre te acompaña. Soy muy afortunada de que “este” ángel se cruzara en mi camino y me ayudara tanto. De verdad, Marisa, no tengo palabras para agradecerte lo mucho que me has ayudado, con el anterior libro y con este. ¡Y qué decir de tus clientas! A tu altura, un encanto de personas con las que hemos intercambiado impresiones, a las que agradezco tanto el esfuerzo que han hecho hoy de comprar un libro a una autora “casi” desconocida. Un lujo de mañana que sin ti no hubiera podido vivir. ¡Y la alegría enorme que me ha dado la voluntaria de Modepran Vicky! En un momento tenía delante de mí mis dos libros para dedicárselos ¡un momento impagable! Muchas gracias, Vicky. En esos momentos en que puedo contarles a la gente mi historia, los personajes, es cuando me siento más escritora que nunca, puedo palpar la ilusión en la propia gente cuando me van a comprar el libro, cuando me piden el autógrafo, cuando como hoy un regalo de cumpleaños supone una alegría como la que se ha llevado Amparo.

Gracias, millones de gracias a toda la gente, también a los que no me han comprado el libro pero hemos tenido oportunidad de intercambiar opiniones, tenéis todo mi cariño. Espero seguir yendo al Kiosco de Marisa para seguir firmando libros, para seguir compartiendo el amor por las palabras.

Gracias por hacerme feliz:

MARISA – SITA – MARIBEL – VICKY – SERGIO – BEGOÑA – LOLA – CELESTE – DELIA

– Mª DOLORES – AMALIA – MERCHE – CONCHA – INMA – Mª JOSÉ – AMPARO –

DANIELA Y PAU.

¡Gracias de corazón, Marisa!

¡Hasta la próxima!

0 comentarios en «MAÑANA MÁGICA CON MARISA Y COMPAÑERA CÁNDIDA»

Deja un comentario

Compártelo en Twitter

Twitter