LA VOZ DEL OTRO LADO

Una gran idea la de contar relatos. Pero, qué difícil es escribir y ordenar una historia, ¡qué valenta eres, Luz! A mí, a lo largo de mi vida, me han ocurrido sucesos extraños que, bien se pueden atribuir a la mente o a otras causas explicables desde la ciencia.

Mi tía Mari, tía abuela de Luz, acababa de perder a su marido, ¡una persona maravillosa! La pobre no podía soportar su falta y entró en coma por complicaciones de su salud. Un fin de semana, me quedé por la noche para cuidarla, con mi cuñada Mari, madre de Luz. Estábamos las dos a oscuras, cada una en un sillón, y mi tía comenzó a hablar con voz de hombre diciéndonos:

-No os precupéis, la tía saldrá del coma.

Nos repetía la voz de hombre que saldría de ese estado. Lógicamente, nos asustamos bastante, pero lo atribuimos a la medicación que estaba tomando. Lo más increíble es que, con dos aneurismas en el cerebro y la edad que tenía, 72 años, a las dos o tres semanas volvió a casa, andando y sin ningún tipo de secuela.

Como la voz nos dijo, salió del coma. Y esos días, que apenas hablaba, para lo único que se dirigía a nosotras era para avisarnos que su marido, nuestro tío, estaba allí en la habitación cuidándonos.

Deja un comentario

Compártelo en Twitter

Twitter