Compañera Cándida

Hace ahora tres años que viví una experiencia, de esas que te regala la vida con todo lo bueno y lo malo que puede existir. Una vivencia que he querido recrear en este folio en blanco, llenándolo de letras que cuenten lo impregnado en mi vida por una mujer. Letras que hagan honor a quien tanto me enseñó, a mi compañera Cándida o mejor dicho Dida, tal y como a ella le gustaba que la llamara. Conocerla, convivir con ella fue como una lección intensa sobre la vida, sobre nuestras raíces que aprendí a respetar, sobre el amor, sobre el miedo pero ante todo, fue una lección para vivir intensamente la vida. 

Cómpralo en estas librerías

¿Quieres obtener más información?