ESCRITORA “LOW COST”

cover

Hola a tod@s, aquí estoy de nuevo para poner al día este diario. Antes que nada decir que sigo sin noticias de la última editorial a la que envié el proyecto de “Compañera Cándida”. Tampoco me sorprende, basta leer la prensa o ver algún programa de cultura, para darse cuenta de que el mundo editorial está pasando una crisis muy aguda. Así que… espero pocas respuestas. En caso de haberlas supongo que serán como aquella que me pedían a mí invertir para poder sacar adelante la tirada de la novela.

A colación de todo esto, el jueves mi buena amiga Amparo, me trajo un artículo de periódico que a mí se me había escapado. No me cansaré nunca de daros las gracias por lo mucho que colaboráis conmigo, en cuanto tenéis alguna noticia que me puede ayudar me la hacéis llegar. Una vez leído el artículo me di cuenta que yo pertenezco a esa nueva generación de escritores independientes que se apuntan al “Low Cost”, que no es otra cosa que autoeditarse en la Red.

En este artículo se hace una pregunta que comparto aquí:

¿Han dado por fin los autores con la fórmula mágica que erradique sus penurias?

La respuesta con la que también estoy de acuerdo es:

MÁS BIEN NO.

Y nos dice que nosotros los autores que tratamos de compartir nuestras historias hemos seguido un refrán del amplio y variado refranero español.

“Si quieres hacer algo bien, hazlo tú mismo”.

Pero esto tiene su parte buena y su parte mala, como todo, claro está. La parte mala es que tienes en contra la promoción de tu trabajo. Con el respaldo de una editorial llegas a lugares donde nosotros los escritores “Low Cost” no podemos llegar. Corre a nuestro cargo esa promoción a la que debes dedicar muchas horas y no siempre es efectiva. Lo mismo que una buena portada, que los entendidos dicen que es el secreto para vender en Amazon, conseguirla cuesta a veces, sangre, sudor y lágrimas. Sin duda la parte buena, es ver tu trabajo convertido en ebook, y poderlo compartir con la gente.

¿Qué es un escritor “Low Cost”? como sé que hay algunos escritores que entran a este diario comparto con vosotr@s la respuesta.

Son aquellos escritores que “sin ser noveles y teniendo la calidad suficiente para ser editados” no publican en papel porque es prácticamente imposible que las grandes editoriales se fijen en desconocidos. Sencillamente no pueden arriesgarse.

Llegamos a autopublicarnos, porque de alguna manera que es lo que me pasó a mí, te cansas de los “NO” de las editoriales. Es muy posible que yo no tenga la calidad necesaria para poder publicar en una editorial, no digo que no, sin embargo, cuando escribo un libro y la gente lo compra, me anima a seguir escribiendo y publicar más historias. Dejo alguna novela inédita para que la lean y, quien la lee, me anima a publicar. Podría decirse que mis historias transmiten y llegan a las personas que la leen. Igual es un grupo reducido, pero ahí están y el boca a oreja que ellos pueden hacer sobre mi trabajo, me ayudará y estoy convencida que en la siguiente novela serán más personas quienes estén dispuestas a descargarlo. De ahí, que a veces, la opción de poner tu trabajo de manera gratuita, te ayude a darte a conocer. Y a pesar de todo esto, quizá no para vender millones de libros, lo sé, pero sí para llegar a cuantas más personas mejor. Este fue uno de los motivos por los cuales me decidí definitivamente por autopublicar “Sobreviví”. Porque si sigo los pasos que me dijo la última editorial, al no tener un nombre y tampoco un apoyo publicitario, lo que invierta no me va a llevar a ningún sitio. Como les ha pasado a ciertos autores que han visto “secuestradas” sus obras durante años. Muchos autores pagan la promoción y el transporte, y denuncian engaños en el número de ejemplares impresos.

Si vamos al apartado económico, es cierto que cuando autopublicas en Amazon, puedes llegar a alcanzar el 70% de “royalties” del precio del libro que casi siempre son precios bajos (Royalties son el término que se utiliza para referirse a los pagos que se deben dar al poseedor de derechos de autor de un producto a cambio de su explotación). No nos engañemos, con este método no vas a hacerte millonario, no lo esperes. Pero sí vas a cumplir tu sueño de publicar tus novelas. Y eso, ya es mucho más que nada qué es lo que te ofrece la editorial con su “NO”.

O en mi caso, es mucho más de lo que durante más de diez años estuve luchando para lograr que una editorial me publicara, más de diez años escribiendo, aprendiendo autodidácticamente con la sola idea de llegar a tener un libro en el mercado. Cuando lo conseguí y autopubliqué ¿Gané mucho dinero? No, pero sí gane algo muy emotivo e inolvidable, el triunfo de cumplir un sueño y de ver el cariño de la gente con mi libro, el respaldo de muchas personas que me animaron y me animan a continuar y, lo esencial, mi propia ilusión por seguir haciendo lo que me gusta y me llena. Porque no todo es dinero.

Yo que soy una enamorada de los libros en papel, de su olor, de su tacto, reconozco que los precios son abusivos muchas veces, inalcanzables para nuestros bolsillos. De ahí que en el momento en el que estamos, veo más factible la venta en ebook, eso me permite la autoedición sin tener que hacer por mi parte un gran desembolso.

Aunque tampoco os engañéis, publicar en Amazon o cualquier otra plataforma que te permite autoeditarte, tampoco os asegura tener el mismo éxito que en una editorial. Tal y como dice el autor Fer Carredano que publica en Amazon “lo normal es que no venda mucho en Amazon el éxito dura exactamente cuatro días, tal cual”.

Algo que corroboro, cuando hice la promoción de Sobreviví que se podía encontrar en Amazon, los tres o cuatro primeros días, veía con ilusión cómo se descargaban ejemplares, pero después, como todo… sin una buena publicidad el libro queda en el olvido como me sucedió a mí.

Y por hoy poco más puedo añadir, espero que tal y como a mí me ha aportado cosas este artículo, haya podido aportaros algo a vostr@os. ¡Ánimo y si te gusta escribir no lo dejes! Porque yo he aprendido a disfrutar el día a día, trozo que escribo hoy es el que disfruto, no merece la pena ponerte metas inalcanzables que no siemprealcanzarlas dependen de ti, y que lo único que sí pueden hacer es amargarte ese día a día.

Me voy a trabajar… ¡buen domingo con aires nuevos!

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

1 comentario en «ESCRITORA “LOW COST”»

  1. Lo malo de todo esto es ver como personajillos como Belén Esteban, Lomana y demás fauna solo por su nombre les publican lo que haga falta…..en fin….besitos. Amparo

    Responder

Deja un comentario

Compártelo en Twitter

Twitter