Entrevista a Luz Gabaldón en Cat&Dog Tank

Luz Gabaldón es una escritora nacida en Valencia, autora de obras como “Sobreviví a los 50” (2008), “Un sueño hecho realidad” (2015), “Compañera Cándida” (2017) o “Ausencia (2019) y de varias novelas por entregas. Su activismo y su férreo compromiso con los derechos de gatos y perros la convierte en una de las representantes más genuinas de la defensa de los animales en la literatura de nuestro país.

CAT&DOG TANK: ¿Qué son para ti los animales?

LUZ GABALDÓN: Los animales son para mí una de las partes esenciales de la vida. Ellos nos dan lecciones para conocernos, para desarrollarnos, para crecer. Son un referente único. Son almas puras, a las que parece sólo preocuparles el darte amor.

CAT&DOG TANK: ¿Desde cuándo te has sentido tan atraída por ellos? ¿Qué significan para ti, por ejemplo, los gatos?

LUZ GABALDÓN: Mi atracción por los animales viene, sin duda, desde la niñez. Mi familia vivía en un barrio céntrico de Valencia. Recuerdo cierta ocasión, siendo muy pequeña, en la que me cogí un tremendo berrinche porque una gata había abandonado a su gatito. No sabía que lo había hecho porque el pequeño estaba enfermo. Hice a mi madre bajar a la obra, donde se encontraba el gatito… pero, claro, el pobre no duró mucho. Quizá fuera en ese momento cuando supe que amaba a los gatos y que tenía que dedicarles mi atención y mis cuidados. En el fondo, considero que tengo un alma felina, necesito mis propios espacios para estar tranquila, para dejarme ser; de esos lugares, no me mueve nadie.

Desde esa época y en adelante, siempre tuve gatos… Es cierto que también tuve un periquito, que revoloteaba por todas partes y que, casi siempre, acababa en mi hombro. Me encantaba. Pero mi locura eran los gatos. Soñaba con tenerlos, hacía redacciones sobre gatos, a los Reyes Magos, les pedía gatos… Por la noche, cuando rezaba con mi abuela, le daba las gracias a Dios y mi abuela me decía pide salud y yo le pedía gatos… Desde el principio, lo mío no tenía enmienda.

Los perros también me han gustado siempre mucho. Recuerdo que a mi padre, no le gustaban. Sin embargo, en cierta ocasión, fuimos a comprar a una tienda en la que había una chica que había salvado a una perra de una acequia… con lo que entré a comprar un jersey y salí con una maravillosa perrita. Consideraba mi obligación moral el salvarla.

Cuanto más descubría cómo eran los animales, más sentía que había de rodearme de ellos.

CAT&DOG TANK: Tu página web tiene ya un apartado titulado “el alma de los 4 patas”. Ello es una muestra de lo que significan para ti. ¿Cuáles son tus búsquedas en ese apartado?

Puedes leer el resto de la entrevista en https://catanddogtank.com/entrevista-con-luz-gabaldon/

Compártelo en Twitter

Twitter