EMOCIÓN Y NERVIOS

¡Hola a tod@s!

Por fin ha llegado mi fin de semana libre ¡por fin! Parece que no llega nunca. Este, en concreto, lo voy a dedicar a ir avanzando con el cuento. Hoy quiero confesar -como decía aquella-, que estoy nuevamente repasando el cuento. Estoy a un punto de la histeria, quiero que no haya fallos y me he imaginado a mí misma como a una sabueso con lupa, gorro y en lugar de pipa, que no fumo, chicle. Voy en busca de errores, comas, puntos y comas, frases gramaticalmente mal hechas… Sé que, en algún momento, debo parar. Pero siento tanta responsabilidad, que quiero estar muy segura de que está todo en orden.

Os he hecho fotos de algunos pasos que voy dando, para que veáis el proceso. Me apetece compartirlo con vosotr@s. Creo que para algunos será una novedad y para quienes también publicáis quizás os ayude en el proceso.

También os he comentado que este cuento es muy especial para mí, por muchos motivos. Principalmente, porque narro la historia de dos de mis cuatro corazones gatunos, mezclando la realidad con la fantasía. Lo he querido enfocar desde el punto de vista felino, ¿qué pensaran ellos en determinados momentos sobre los humanos? Por cercanía, sé que son muy inteligentes. Convivir con tres de ellos me hace ver que, poco menos, somos marionetas en sus manos. Saben utilizar un tono diferente en sus maullidos para comunicarte lo que quieren. Son tan inteligentes que, cuando tú vas ellos ya están de vuelta. Nos observan, y saben qué significa cada uno de nuestros movimientos. Nuestros tres gatos, cada día, nos sorprenden con algo diferente que siempre lleva a lo mismo… “agua”, “pienso”, “malta”, “mimos”. Y de ahí, que he querido que mis dos personajes puedan mostrar ese lado inteligente, para conseguir sus propósitos a través de nosotros, los humanos. Por supuesto, otro de mis retos ha sido que, este cuento, pueda llegar a los jóvenes y a los pequeños, para que, desde esta historia, tengan presente algo muy importante, “el respeto” hacia los animales, y “el amor” que hay que darles. Y, a su vez, he tratado de mostrar que la vida está llena de otras posibilidades humanas. En este caso, he querido tratar el tema de la homosexualidad con la mayor naturalidad posible. Porque, a veces, hay manzanas con peras, en otras ocasiones manzanas con manzanas y hasta peras con peras, y todo está bien y es muy respetable. Y lo más importante, sé que, a quien no le gusten los animales, quizá no lean el cuento, o quizá sí y no les guste o les sepa a poco. Pero también sé que, a quienes han compartido el amor con un perro o un gato, este cuento les va a emocionar y les recordará la maravillosa experiencia que es compartir nuestros años de vida con un animal de cuatro patas.

A todos estos retos unidos, va otro en que vosotr@s vais a ser l@s protagonistas y, además, es quizá el más importante. Tantas descargas consigamos, será entregada a la protectora “Modepran” la parte que me corresponda a mí. De ahí que el reto sea mayor. Intentaremos, entre todos, aliviar algo el S.O.S desesperado que están gritado al mundo para que se les ayude.

Ahora, quizá entendáis mi estado de cierta histeria por conseguir tantas cosas, con un solo cuento, y también mi emoción por publicarlo.

Mañana os explicaré un poco el proceso creo que puede ser interesante.
Como siempre, millones de gracias.

 

1 comentario en «EMOCIÓN Y NERVIOS»

Deja un comentario

Compártelo en Twitter

Twitter