EL HOMBRE FELIZ

Buenos días Luz:

Gracias por incluir la sección “AL OTRO LADO”. Ya que yo fui la que te sugirió esta sección, voy a narratarte una de las historias que he escuchado.
“EL HOMBRE FELIZ”

Esta historia que estoy escribiendo me la contó la misma persona que la vivio.

Llevaba yo un tiempo, trabajando en un despacho con atención al público y a veces oía hablar de un cliente, al que mis compañeros apodaban “el hombre feliz” y contaban historias de él.
Después de atenderle en varias ocasiones, me atreví a preguntarle, porque estaba siempre tan alegre, y me contó su historia.
Este señor era un industrial, que siempre había visto su trabajo como lo más importante en la vida, hasta que una enfermedad, lo había llevado a estar en cama, con mucho dolores.
tantos dolores tenía, que incluso pensó en suicidarse, y solo el hecho de tener mujer e hijos le hicieron desistir de este acto.
Una noche, estaba acostado con su mujer y sus dolores eran como de costumbre insoportables, hasta que en cierto momento, sintió que se moría, (tal cual) y se vio saliendo de su cuerpo, ya no tenia dolor, se veía desde arriba en la cama, con su mujer llorando. Luego no sabía como ni porqué, volvió a su cuerpo y después de todo esto,al tiempo, se curó de su enfermedad.
Pero él ya no veía la vida igual, ya no era tan importante el dinero ni el trabajo, (pasaron a un segundo plano) y sus prioridades cambiaron. Siempre estaba silbando por la vida y contento, nos daba caramelos que siempre llevaba encima. Aunque alguno de mis compañeros se reían de todo esto, como ya he dicho yo soy muy crédula y esta persona me marcó.

Cuando yo le preguntaba, como se podía estar tan contento cuando uno tiene problemas, esto es lo que me decía:

-Si un problema tiene solución ¿porqué preocuparse?
-y si el problema no tiene solución ¿para que preocuparse?

Fina Mazon

Deja un comentario

Compártelo en Twitter

Twitter