CUANDO EL AMOR SUPERA EL DOLOR

untitled

www.doogweb.es

Otra vez nos encontramos con una de esas historias que te emocionan al leerla tanto como te indignan. A veces los animales provocan sonrojo a las personas, ¡ellos nunca lo harían! ¡Y que verdad es! ¡Ellos nunca nos abandonan! Nuevamente dolor ante un abandono que en este caso ha sido por partida doble. Además esta historia lleva unido otro denominador común en el dolor y la injusticia, las mujeres maltratadas. Ambos casos que siempre suelen ser tristes y dolorosos se han unido en la historia para que por una vez tanto ellas como los dos animales puedan sentir alegría y felicidad por entregarse mutuamente amor. Gracias a ellas Pisper y Blinder pueden tener una nueva oportunidad en la vida.

¿Puede un cachorro de perro entender que él y su hermana han sido abandonados y que debe permanecer a su lado para protegerla porque ella no puede ver? Para la protectora El Refugio la respuesta es sí, después de rescatar en Navalcarnero a dos cachorros de galgo abandonados de los cuales uno está ciego.

“Esta es sin duda una bonita historia que nos recuerda lo mucho que tenemos que aprender del comportamiento de los animales”, destaca el presidente de esa asociación, Nacho Paunero, en un comunicado emitido hoy.

Cuenta Paunero que un grupo de mujeres maltratadas que en su día encontraron la ayuda que necesitaban en una casa de acogida vio el jueves pasado a dos perros que vagaban juntos por los campos colindantes a la casa y uno de ellos lo hacía con “cierto titubeo”.

Eran dos cachorros de galgo que, evidentemente, habían sido abandonados. Al acercarse a socorrerlos, las mujeres se percataron de que uno de ellos, la perrita, a la que han llamado Blinder, tenía un velo blanco en las retinas de sus ojos y no podía ver.

“Todo hace pensar que son hermanos y el macho, siendo plenamente consciente de la discapacidad visual de su hermana, no se ha separado de ella ni un solo instante para protegerla y guiarla”, apunta Paunero.

Y añade: “El grupo de mujeres les dio comida, bebida y mucho amor, cosa que los galgos agradecieron infinitamente puesto que estaban aterrados. Les habilitaron una casita temporal con cama incluida, y llamaron a la protectora El Refugio para comunicar su caso”.

Miembros de la protectora se desplazaron al lugar para hacerse cargo de ellos, darles la atención veterinaria que necesitan y comenzar a buscar familias que los quieran adoptar.

En la primera exploración, una de las veterinarias de El Refugio afirmó que el problema ocular de Blinder puede deberse a una afección vírica que, en muchos casos, un tratamiento adecuado puede permitir que se recupere la visión.

A su hermano le han llamado Pisper. Las personas que quieran adoptar a Blinder y Pisper pueden hacerlo a través de la web de la protectora (www.elrefugio.org)

Deja un comentario

Compártelo en Twitter

Twitter