BLOQUEO MENTAL

denso-sutil-suiza-alpes                                                          Mi mente

 

Sé qué hace mucho que no cuelgo en este diario, pero tengo un problema serio como escritora. De ahí, el silencio en este apartado.

Hace unos días leí un artículo sobre la felicidad en el trabajo, lo importante que es sentirte bien. Hablaba de luces y sombras. En este momento tengo tantas sombras en él, que si bien me sujetan algunas pocas luces que hay a mi alrededor, me siento como esa farola de la calle que va perdiendo potencia hasta fundirse. Y esto, me ha llevado al punto en el que estoy. ¡Nunca me había afectado tanto!

Mi mente está agotada y colapsada porque jamás había tenido una sequía como esta. Y es que solo así, cuando calibro mi manera de escribir, soy capaz de darme cuenta de lo mal o lo bien que estoy en mi interior, de cómo están mis emociones. Al principio, pensé, “bueno voy a descansar un poco que llevo mucho escrito y, a veces, con demasiada exigencia”. Después, me obligué a sentarme frente a mi ordenador y trabajar, tengo muchas cosas que hacer, está el proyecto de “Un sueño hecho realidad”, “El pintor de abanicos”… no puedo perder tiempo. Sin embargo, todo aquello que escribía, si era capaz de hacerlo, me parecía horroroso. No reconocía lo escrito. Ni siquiera el abaniquero me ayudó. Escribí y reescribí capítulos, borré el capítulo 12 en varias ocasiones, no me parecía que tenía calidad ese capítulo. Así que, aquello me alertó. Necesitaba relajarme para poder encontrar más luces que sombras en mi trabajo, en mi vida y sentirme en paz. Solo así, seré capaz de encontrar mi inspiración que se largó de vacaciones en fallas, pero la tía, sin mi permiso se ha cogido las Pascuas también.

Me he refugiado en los artículos que hablan sobre bloqueo mental del escritor. Y, finalmente, he decidido hacer el siguiente ejercicio, creo que es momento de empezar a llamar a mi inspiración, pero también, dejar un poco libre a mi “yo crítico”. Lo comparto por si os pasa como a mí y os puede ayudar… veremos si en mí surge efecto.

 

Asociación libre. A veces la tendencia de un escritor hacia el perfeccionismo lo detiene en su camino. Date 15 minutos para estar totalmente libre de tu “crítico interno”. Usa un cronómetro y comienza a escribir, escribe lo que te venga a la cabeza, incluso si se trata de sandeces totales, una lista de compras, palabras que riman, lo que sea. La idea es conseguir que tus jugos creativos fluyan. Algunos escritores hacen este ejercicio todos los días antes de comenzar a escribir.

 

Al igual que para atajar ese cúmulo de tensión por sentirte frustrada a la hora de escribir, es bueno hacer ejercicio, yoga o meditación. Yo soy capaz de hacer el primero, pero lo segundo y tercero es un desafío para mí. Aunque algún día seré capaz de aplacar mis nervios y lograrlo.

Y ahora me voy a trabajar… tratando de aferrarme a las luces en forma de residentes, algunos familiares y compañeros, para vencer las persistentes sombras.

 

 

 

 

 

3 comentarios en «BLOQUEO MENTAL»

  1. Espero que toda tú “LUZ” interior vuelva a iluminarte, pero no te agobies, date un respiro, quizás te estas exigiendo demasiado.
    Piensa que tu vales mucho, pero también necesitas descansar y mimarte. Relajate y todo fluirá por si solo.
    Un beso
    Fina

    Responder
  2. Hoy, cuando te he visto, no había leído esto (donde estaba no funcionaba internet). Siempre estás ayudando y preocupándote por los demás, abrazando a aquellos que lo necesitan y poniendo ” al mal tiempo buena cara”.
    Volverá la inspiración Luz, volverá porque te nutres de la gente y sus vivencias, de nuestras alegrías y nuestras penas y….. conociéndote un poquito, eso no quedará dentro. Saldrá, ya lo creo que saldrá y en forma de estupendos escritos que todos estamos esperando.
    Un abrazo de esos que tú das y que yo debería haberte dado si lo hubiera sabido.
    Angela

    Responder
  3. Y además de lo que te han dicho Fina y Ángela, a las cuales no conozco,todos los trabajos tienen sombras…todos…y dependiendo de nuestro estado de ánimo, vemos más sombras también de las que a veces hay….todos, si esto te consuela, pasamos étapas más críticas que otras, étapas en las que mandarías todo bien lejos….así que date tiempo,si estás en sequía, no pasa nada, por las veces que estás muy inspirada, concentrada, iluminada y positiva. También de la negatividad a veces salen cosas buenas. A esperar…..Un besito. Amparo.

    Responder

Deja un comentario

Compártelo en Twitter

Twitter