APORTACION JULIO-AGOSTO-SEPTIEMBRE.

20161010_222112.png

 

Lamentablemente y, bien que lo siento, en el mes de junio no se vendió ningún libro, como en julio se vendió 1 y, en agosto ninguno, he preferido esperar a ver si septiembre nos traía alguna mejora. Y así ha sido, la Protectora me hizo un encargo de 40 libros y, además, se vendieron 2 en Amazon. Por lo que voy a hacer un ingreso conjunto de todos estos meses de 10€. No es mucho pero al menos con esos 40 la aportación ha sido mayor. Eso me alegra.

LIBROS VENDIDOS 43

LIBROS VENDIDOS EN CREATESPACE: 3

LIBROS VENDIDOS POR LA PROTECTORA Y ESTABLECIMIENTOS AMIGOS: 40

Sabéis que he escrito algunos post sobre la Protectora y su gente, sobre temas que he ido viendo y aprendiendo, sobre todo, de esa maravillosa gente que son l@s voluntari@s. Podría escribir uno de cada voluntari@ y su implicación con los animales. De cada historia que te deja con la boca abierta de admiración, y el corazón encogido por la tristeza o la alegría. Podría hablar de Patricia, Noelia, Macu, Lidia, Victoria, Jesús, Mila, Verónica, Vicky… la lista sería mucho más larga porque tod@s y cada una de ell@s se merecen un post por su inmensa labor, sin embargo, con permiso de tod@s hoy quiero dejar retratada aquí una vivencia que tuve la inmensa suerte de vivir el otro día, ser testigo de la entrega de un bebe que estaba en casa de acogida a su casa definitiva. Muchas emociones nos desbordaron en pocos minutos y en un pequeño espacio.

Os he hablado de las casas de acogida, de esas personas que acogen en su casa a los animales que necesitan más cuidado, más dedicación. En este caso la voluntaria se llama Vicky Morilla. Su total amor por los animales le hizo, por esta vez, llevarse a una madre con sus bebés a su casa, la dedicación diaria para sacar hacia delante a los pequeños, el cuidado hacia ellos, quizá quien no tiene un perro o gato le costará más entender la valía que tiene su dedicación, pero quienes tenemos y amamos a los animales sabemos lo que significa, tienes que tener mucho amor en tu corazón para no quejarte por las veces que tienes que darles la medicación, levantarte para prepararles la comida, limpiar una y otra vez, no cansarte por el cuidado de esas criaturas que dependen absolutamente de ti, tienes que ser una persona muy grande para una y otra vez convertirte en casa de acogida.

El otro día, fui testigo de la separación del último bebé de una camada que tuvo en su casa, siempre he dicho que admiro a l@s voluntari@s a todos, pero ese día se me hizo un nudo en la garganta y otro en el corazón al ver como Vicky no podía retener las lágrimas por despedirse de su último perro de camada. Horas y horas compartidas, mimos, caricias, lametones, todo lo maravilloso que dan a cambio de que les cuides y ames, en ese momento en que vi como su rostro se transformaba en llanto emocionado, me di cuenta de lo complicado que debe ser sacar adelante a ocho crías y que ninguna de ellas se queden contigo. El nudo en la garganta se formó rápido, sin embargo, no hubo tiempo para mucho más, nuevamente un trasportín con varias crías le fueron entregadas a Vicky, volver a empezar, volver a encariñarse, a luchar por sacarlos hacia delante, volver a dar amor y volver a dolerte el corazón cuando se van. Estoy convencida, absolutamente, convencida de que por mucho que duela, ante la barbarie que hacen muchos seres humanos que abandonan a los cachorros a su suerte, l@s voluntari@s sacan fuerzas de donde no quedan para devolverles la vida a esos pequeños de cuatro patas que tanto dependen de nosotros. Por esta razón siempre digo y diré, son ángeles caídos del cielo para salvar la vida de los animales. Son ángeles con un corazón inmenso, repleto de amor. Sus lágrimas me dieron una lección enorme, solo aquellos que aman con el corazón repleto son capaces de sacar hacia delante lo que otros desechan, estos ángeles dan prioridad a verlos crecer en la calidez de un hogar.

Gracias en esta ocasión a Vicky, pero podría poner tantos nombres… afortunadamente… tantos de gente dispuesta a salvar a estos pequeños indefensos ante el abandono más cruel.

https://www.facebook.com/modepran.valencia/photos/ms.c.eJxNkclxQDEMQjvKaLG2~;hvLfBHjHHx5AwjJahIx3pZq054~;eoHVZIj~;geP6gRPngu~_lyzzLAs0HEiCupXZKnSRwgKdAaFHRZxXOsd0AQpBfMZ~;h2Nqm0xeM7nJWD6CYEBgsTjALmj1E1hJKgIxgD~_kFhxdT2YzicjJQGBW7fgsVflah9RQLvAl6Q5OKrL3HK6ZYP~;9ZkMFihn8xjjWEBkMj8bdURAPcjMZN3eoXZyB1OA~-~-.bps.a.1205593772796508.1073742623.802972379725318/1205593859463166/?type=3&theater

https://www.facebook.com/modepran.valencia/photos/ms.c.eJxNkclxQDEMQjvKaLG2~;hvLfBHjHHx5AwjJahIx3pZq054~;eoHVZIj~;geP6gRPngu~_lyzzLAs0HEiCupXZKnSRwgKdAaFHRZxXOsd0AQpBfMZ~;h2Nqm0xeM7nJWD6CYEBgsTjALmj1E1hJKgIxgD~_kFhxdT2YzicjJQGBW7fgsVflah9RQLvAl6Q5OKrL3HK6ZYP~;9ZkMFihn8xjjWEBkMj8bdURAPcjMZN3eoXZyB1OA~-~-.bps.a.1205593772796508.1073742623.802972379725318/1205594726129746/?type=3&theater

https://www.facebook.com/modepran.valencia/photos/ms.c.eJxNkclxQDEMQjvKaLG2~;hvLfBHjHHx5AwjJahIx3pZq054~;eoHVZIj~;geP6gRPngu~_lyzzLAs0HEiCupXZKnSRwgKdAaFHRZxXOsd0AQpBfMZ~;h2Nqm0xeM7nJWD6CYEBgsTjALmj1E1hJKgIxgD~_kFhxdT2YzicjJQGBW7fgsVflah9RQLvAl6Q5OKrL3HK6ZYP~;9ZkMFihn8xjjWEBkMj8bdURAPcjMZN3eoXZyB1OA~-~-.bps.a.1205593772796508.1073742623.802972379725318/1205594102796475/?type=3&theater

 

https://www.facebook.com/modepran.valencia/photos/ms.c.eJxNkclxQDEMQjvKaLG2~;hvLfBHjHHx5AwjJahIx3pZq054~;eoHVZIj~;geP6gRPngu~_lyzzLAs0HEiCupXZKnSRwgKdAaFHRZxXOsd0AQpBfMZ~;h2Nqm0xeM7nJWD6CYEBgsTjALmj1E1hJKgIxgD~_kFhxdT2YzicjJQGBW7fgsVflah9RQLvAl6Q5OKrL3HK6ZYP~;9ZkMFihn8xjjWEBkMj8bdURAPcjMZN3eoXZyB1OA~-~-.bps.a.1205593772796508.1073742623.802972379725318/1205594189463133/?type=3&theater

 

https://www.facebook.com/modepran.valencia/photos/ms.c.eJxNkclxQDEMQjvKaLG2~;hvLfBHjHHx5AwjJahIx3pZq054~;eoHVZIj~;geP6gRPngu~_lyzzLAs0HEiCupXZKnSRwgKdAaFHRZxXOsd0AQpBfMZ~;h2Nqm0xeM7nJWD6CYEBgsTjALmj1E1hJKgIxgD~_kFhxdT2YzicjJQGBW7fgsVflah9RQLvAl6Q5OKrL3HK6ZYP~;9ZkMFihn8xjjWEBkMj8bdURAPcjMZN3eoXZyB1OA~-~-.bps.a.1205593772796508.1073742623.802972379725318/1205594269463125/?type=3&theater

Deja un comentario

Compártelo en Twitter

Twitter