DOMINGO 18 ENERO

Hoy, he estado trabajando con la ayuda de una página que se llama “Letras de Encuentro”. Mientras voy terminando de cuadrar el cuento de nuestro Ruby, estoy contactando con editoriales. Después de la ayuda de Elena, que me dio una dirección para poder publicar con autoedición y, ver que en todas partes más o menos es lo mismo, he tomado la decisión de ver qué información hay sobre editoriales. La verdad, que hace unos años cuando escribía para enviar mi manuscrito, me respondían con bastante rapidez diciéndome sí o no, pero me contestaban. Ahora, no sé muy bien cuál es la razón pero ni siquiera responden. Por ese motivo, esta mañana he estado buscando en la página que os comenté con anterioridad. Os haré un resumen de lo que he encontrado:

65 editoriales
6 No aceptan manuscritos
9 Aceptan para autoedición y coedición
48 Sí aceptan manuscritos.

De estos 48, tengo posibilidades para “Compañera Cándida” en 12 que aceptan mi temática.
Como veis no es fácil poder optar a una editorial, porque además, tu temática debe coincidir con sus propuestas al público. Pero tengo doce posibilidades de que me digan sí o no. ¡Y esto empieza ya!

Me pongo las pilas alcalinas para comenzar a enviar correos. Y cargarme de paciencia para las respuestas.

También, os comento algo, “El Pintor de Abanicos”, va viento en popa… ya llevo 9000 palabras escritas, de momento mi madre que es quien siempre lee primero mis escritos, me está dando el visto bueno, aunque la finalidad que ella quiere para algún personaje está muy lejos de mis pretensiones. Después de ella, pasará por mi correctora, y ahí, ¡viene lo peliagudo! ¡Qué sería de mí sin ella! Pasar esos dos primeros exámenes, prepararme para borrar y borrar y volver a escribir. Me gustaría empezar a colgar la historia lo antes posible, aunque ahora viene el otro tema que ya os comenté, hay que distribuir capítulos.

Y ahora os dejo que no llego… millones de gracias por continuar a mi lado

Deja un comentario

Compártelo en Twitter

Twitter