Mi único propósito al escribir
es compartir mi mundo interior
con los lectores para poder
regalaros personajes e historias
que toquen vuestras emociones.

Luz Gabaldón

Pozo y Linterna. Vivir con Fibromialgia

Si buscas cómo curarte de la fibromialgia éste no es el libro. Si quieres comprender el cambio que ella va a significar en tu vida, entonces sí, éste es tu libro.

Quiero mostrarte el camino que yo he recorrido hasta llegar a entender qué es la fibromialgia. Vosotros yo y nuestros familiares tenemos un nexo en común, el cambio de nuestras vidas.

La enfermedad nos convierte en seres vulnerables viviendo en la oscuridad. La aceptación por asumir que nunca más seremos como antes, es nuestra poderosa luz.

Aceptarte es el fin del poder de la fibromialgia.

El escritor del semisótano

Este libro es un homenaje a todos aquellos escritores y escritoras que a lo largo de su vida no pudieron ver publicadas sus obras.

Que vivieron siempre con el sueño de contar historias y, que a pesar de no entrar en el mundo editorial, fueron realmente escritores, porque quien cuenta una historia con el alma, es escritor.

Ausencia

Un nuevo desengaño amoroso en su vida, lleva a Sandra hasta casa de su tía para, como siempre, refugiarse en ella. María es una mujer solitaria y enferma del corazón. La mayor debilidad de su vida es, precisamente, su sobrina, a la que sorprenderá contándole por qué de su soledad y su mirada sombría. Le contará su historia de amor con Blanca, dos mujeres enamoradas en plena dictadura española, que lucharán por vencer las intransigencias de la familia de Blanca, la negativa de la madre de María por reconocer a su propia hija y los prejuicios de la sociedad. Una historia que nos llena de esperanza y nos hace ver que el amor todo lo puede, si nace realmente del corazón. 

Compañera Cándida

Hace ahora tres años que viví una experiencia, de esas que te regala la vida con todo lo bueno y lo malo que puede existir. Una vivencia que he querido recrear en este folio en blanco, llenándolo de letras que cuenten lo impregnado en mi vida por una mujer. Letras que hagan honor a quien tanto me enseñó, a mi compañera Cándida o mejor dicho Dida, tal y como a ella le gustaba que la llamara. Conocerla, convivir con ella fue como una lección intensa sobre la vida, sobre nuestras raíces que aprendí a respetar, sobre el amor, sobre el miedo pero ante todo, fue una lección para vivir intensamente la vida.

Sobreviví a los cincuenta

Sobreviví es un canto a la vida, a la esperanza, a la lucha diaria. Es la historia contada por una mujer, que nos traslada su vivencia por superar el cáncer de mama y así, ayudar a otras mujeres con su mismo diagnóstico. Intenta, con cierta ironía, mostrar cómo, a pesar de todas las complicaciones que conlleva esta enfermedad y la vida en los hospitales, lucha por superarse y aferrarse a la vida. Tanto ella como el resto de su familia se unen para juntos hacer el camino menos complicado, menos doloroso. Es un canto a la vida, una batalla ganada.

Un sueño hecho realidad

Historia Solidaria. La realidad y la fantasía se unen en esta historia para dar voz a los animales. Concretamente, a dos gatos. Dana, la gata que finalizó su vida terrenal, habiendo pasado once maravillosos años de convivencia con su familia humana. Y Ruby, un gato repudiado por su familia humana, y golpeado y atacado en la calle por los de su propia especie. Dana, por mediación de la «Diosa Bastet», deja su vida en la tierra para convertirse en espíritu gatuno. De ella dependerá que la felicidad vuelva a su familia. Su complicado reto consistirá en lograr rescatar de la calle a un gato que, tras su abandono, está herido en el orgullo; además, enfadado y hambriento. Su mayor ilusión será llevarlo junto a quienes, en su día, la llenaron de amor. ¿Logrará su propósito, Dana? ¿Será Ruby tan complicado?Animaros a descubrirlo por vosotr@s mism@s y tendréis las respuestas. Y, a su vez, ayudaréis a los perros y gatos de diferentes asociaciones y colonias de animales.

Otros relatos cortos

La literatura es mi pasión, pero la timidez y falta de confianza en mí hicieron que durante muchos años no compartiera mis historias con nadie. Hasta que un día refugiada en un nick comencé a publicar historias sobre dos personajes de televisión como son Maca y Esther. La respuesta que tuve me empujó a seguir escribiendo y poco a poco confiar en mí, para salir de ese refugio y mostrarme. Así ha sido hasta hoy que me agradezco a mí misma haber dado ese paso, porque poder compartir las palabras con la gente es la experiencia más intensa que me ha pasado en la vida.